Sebastián Pérez se cae del guindo

El presidente del PP, Sebastián Pérez, se ha puesto por fin en lo peor y, en un golpe de realismo, se prepara para perder la Diputación. Pérez ha admitido abiertamente en una entrevista en Ideal publicada el 21 de diciembre que está buscando aliados para conservar el poder aunque, como es previsible, no encuentra ninguno. A la quiebra de la confianza de los electores, el PP tiene que sumar la de los partidos. O gobierna solo o no gobierna. Son las consecuencias de mandar con despotismo deslustrado y, si me permiten la metáfora política, con un estilo bolivariano neoconservador sustentado en personalismos y otros instrumentos como una televisión propia más un indisimulado control de los medios privados a cambio de publicidad.

La compañía del PP, ha percibido Sebas, intoxica a cualquier partido. Hasta la feliz y voluble muchachada de UPyD tendrá que pensárselo ahora dos veces para acompañar hipotéticamente al partido al que Rosa Díez ha dedicado tantos gruñidos.

Con el PSOE, la lista de agravios es tan larga que no lo quieren ni en pintura. Detesta, dice, a Teresa Jiménez, la secretaria del partido que ha sugerido el sobrevuelo de billetes de 500 euros en comisiones por la Duputación, aunque al parecer quiere mucho menos a Podemos.

En realidad no quiere a nadie o, mucho peor, nadie quieren ni el calor de su sombra. Aviado está.

Puedes escuchar aquí la columna de opinión de Alejandro Victor García. 22 de diciembre de 2014

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s